Ibéricos
22549
page-template-default,page,page-id-22549,theme-time-ish,stockholm-core-1.1,woocommerce-no-js,select-theme-ver-5.2,menu-animation-underline,header_top_hide_on_mobile,qode-elegant-product-list,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Title Image

Ibéricos

Jamones de bellota, cebo-campo y cebo

El jamón de bellota proviene de un cerdo que ha crecido pastando en libertad por la dehesa durante la llamada Montanera, y que se alimenta a base de bellotas y hierbas. Las bellotas provienen de tres tipos de árboles: el roble, la encina y el quejigo roble de hoja pequeña. En el mercado, el jamón alimentado con bellota se puede identificar mediante dos etiquetas, una negra y otra roja. La etiqueta negra significa que el cerdo ha comido en los agarbanes, pero también su padre y su madre eran cerdos de raza pura, ambos ibéricos. Por el contrario, la etiqueta roja identifica el jamón ibérico, cerdo que ha comido bellota, pero que era de raza mixta: hijo de Cerdo Ibérico y Duroc. Por esta razón, el término Jamón “pata negra “se refiere exclusivamente al cerdo 100% ibérico.

 

El jamón de cebo de campo, elaborado a partir de un cerdo que ha crecido en libertad y alimentado con los recursos naturales de un prado, como aceitunas, castañas y algunas bellotas, pero no en exclusiva como el primer tipo. Al jamón de cebo de campo lo distingue la etiqueta de color verde.

 

Finalmente, en el caso del jamón de cebo, el animal ha sido criado en granjas y con piensos. En el mercado lo distingue la etiqueta blanca. Los cerdos criados en granjas, con un régimen intensivo, no pueden llevar etiquetas con imágenes de campos que recuerdan los prados o fotografías de Bellotas, porque pueden inducir a error, a pesar de que el animal ha vivido en libertad. Además, en todos los casos, ya sea que compre bien un corte, el jamón o la paletilla, las etiquetas deben ser visibles.